4 de febrero de 2023

El presidente Lasso anunció su traslado a Guayaquil para liderar el Puesto de Mando Unificado.

Una intensa jornada de violencia se inició la madrugada de este martes en Guayaquil y Esmeraldas, y se ha prolongado hasta la tarde en Durán, causando pánico en la ciudadanía.

Coches bomba, policías asesinados, patrulleros y destacamentos policiales atacados a bala por antisociales son los sucesos que han dejado una estela de terror.

A las 17:00, Guillermo Lasso en una cadena nacional anunció que se decreta un nuevo estado de excepción en Guayas y Esmeraldas. Se establece toque de queda a partir de las 21:00.

En un mensaje grabado, el presidente Lasso dijo que “estos actos de sabotaje y terrorismo son una declaratoria de guerra abierta contra el Estado de derecho, el Gobierno y contra todos ustedes, los ciudadanos».

En su opinión, «la narcodelincuencia se siente incómoda y manifiesta su malestar con violencia», tras la requisa que las autoridades llevaron a cabo en la Penitenciaría del Litoral de Guayaquil (Guayas), donde fueron incautadas armas, municiones y explosivos.

Con el estado de excepción, las fuerzas de seguridad incrementarán sus operativos en las provincias de Guayas y Esmeraldas.

En este contexto, las autoridades confirmaron un nuevo motín en la cárcel de la ciudad de Esmeraldas, lo que ocasionó el traslado de reclusos desde el edificio uno de la penitenciaría de Guayas.

La medida fue rechazada por los privados de libertad, quienes amenazaron con más acciones violentas en otros centros carcelarios.